La importancia de la crema de manos.

Si tienes unas manos resecas y ásperas al tacto, son señales de que necesitan una hidratación extra. Al igual que tenemos creas corporales para mantener nuestro cuerpo hidratado, así como el rostro con las cremas faciales, también se hace necesario tener crema de manos en casa. Las manos merecen un cuidado diario que evite determinadas agresiones. Estos ataques son externos, algunos debidos por las bajas temperaturas y otros por el constante contacto con productos químicos o superficies.

Las manos de un albañil se pueden ver muy perjudicadas debido a que sus manos son su herramienta, y juegan con una gran cantidad de materiales que pueden deteriorar sus manos. Hay que llevar cuidado.

La piel de tus manos.

Cierto es que no todas las zonas de la mano están expuesta de igual forma a agentes externos. Pueden permanecer tapadas, libres de los peligros del calor, el frío o la humedad.

La piel de las manos es bastante fina. Los pelos que encontramos en ellas son muy finos y escasos, existiendo pocas glándulas sebáceas (engrasan la piel). De esta forma, las manos están menos protegidas frente a los agentes externos. Así que, la crema de manos siempre a tu lado.

Cuida tus manos a diario con la crema de manos.

Si las manos no reciben los cuidados necesarios se deshidratan. Se vuelven ásperas y rugosas, a veces con problemas de descamación y grietas. Pero, además de todo eso, pueden sufrir un envejecimiento prematuro.

Para mantener unas manos en perfecto estado, debemos aplicar cremas de manos a diario. Las cremas de cremas de manosmanos evitarán la sequedad y la aparición de grietas por frío o por calor. Si, incluso, te lavas las manos con jabones naturales, no solo las proteges, sino que les haces un gran favor a largo plazo. Un buen cuidado de las manos lucha contra las huellas que el tiempo dejará en ellas.

¿Sabes qué más puedes hacer? Usar guantes para fregar. Un uso diario de productos de limpieza estropea las manos. Tampoco olvides los guantes en invierno para protegerte del frío.

Activos que contienen las cremas de manos.

Las cremas de manos tienen muchísimos activos beneficiosos para nuestra salud, para nuestras manos.

  • Principios para pieles sensibles. Avena Sativa o Alantoína.
  • Principios con efectos calmantes y suavizantes. se suelen emplear extractos vegetales que ejercen de calmantes y suavizantes. El Aloe Vera. la centella asiática y la caléndula serían unos ejemplos.
  • Activos contra la sequedad. Se usa mucho la Urea y productos engrasantes para la piel.
  • Hidratantes. Glicerina o cera alba, por ejemplo.
  • Principios que retienen el agua. Sorbitol, vaselina, lalolina, cera de abeja…
  • Reguladores del pH: Ácido láctico, ácido esteárico…
  • Principios para la pérdida de humedad. Proteger la piel de las inclemencias del tiempo es posible gracias a la glicerina y la vaselina.

¿Qué manos tenemos?

Dependiendo de un tipo de manos u otro, nos vendrán mejor unas cremas de manos u otras. El primer reto es conocer nuestras manos,fijándote en sus características físicas:

cremas de manosManos estropeadas. El más crítico de todos. Estas manos optan por un color blanquecido. A veces, con demasiado frío podrían ponerse rojas, incluso con pequeño cueritos.

Manos resecas. El frío es el principal enemigo de esta clase de manos. Son ásperas y opacas.

Manos agrietadas. Aparentemente se ven secas y con unas líneas marcadas.

¿Cómo sabremos escoger la crema de manos adecuada?

Una vez sabemos cuáles son nuestras manos, podremos seleccionar la crema de manos que mejor nos conviene.

Para las manos agrietadas, escogeremos fórmulas concentradas. Unas cremas de manos de textura fluida para poder reparar bien la piel. incluso, en condiciones algo duras.

Para unas manos sensibles, necesitaremos una cremas que no contenga ni perfumes ni componentes químicos en su composición. Esta crema de manos debe ser natural.

Pieles grasas, descarta las que contengan aceites y coge una que sea absorbente.

Contra el envejecimiento. Alguna crema de manos del mercado está formulada para hidratar, proteger… pero también para actuar contra los signos del envejecimiento. También, esta crema de manos puede ser una gran luchadora contra las manchas o la reducción de las mismas.

Por último, ¿cuándo me las aplico?

Una crema de manos se debe aplicar varias veces al día. Para que este se impregne bien en la piel, debe aplicarse en buenas dosis, masajeando la piel hasta que la crema de manos quede totalmente absorbida.