The premier destination for premium products

Cremas antiarrugas. ¿Un mundo real o ficticio?

face-2413959_640

¿Son lo que realmente cuentan?

Seguro que alguna  vez te has preguntado sobre la eficacia de algunos cosméticos o cremas. Si realmente hacen lo que dicen o es todo una mentira. Hoy, nos gustaría hablar de las pronunciadas cremas antiarrugas.

Los años pasan por todas las personas, seas hombre o mujer, y esos años se empiezan a notar en gran medida en la piel. Paliar sus efectos depende de la genética, el estilo de vida saludables (ejercicio y una dieta equilibrada) y una rutina de belleza diaria. No obstante, cumplidos los 30 o los 40, las líneas de expresión alrededor de los ojos y las comisuras de los labios aparecerán, sea cual sea tu estilo de vida. Por esta razón, se vio necesario introducir al mercado cosmético un producto que ayudará a reducir estas pequeñas arrugas, o al menos disimularlas.

Las cremas antiarrugas son unos de los productos de belleza más comprado entre las mujeres, los cuales pueden ser sus mejores aliados en muchas ocasiones.

En estas cremas existen algunos activos que por sí solos demostraron eficacia frente a las arrugas, como los alfahidroxiácidos, el retinol, la coenzima Q10, el colágeno… No obstante, en las cremas, dichos activos no se encuentran en suficiente concentración como para ejercer ese efecto.

 

Cosas básicas

Hay que tener en cuenta que la eficacia de un cosmético no depende de un ingrediente concreto, sino de la fórmula empleada. Sin embargo, existen varios elementos que deben estar irremediablemente en una crema antiarrugas.

  • Retinol / Vitamina A: es un multiusos de belleza. Esta reduce las imperfecciones y, al ser un antioxidante, evita el envejecimiento de la piel y lucha contra los radiales libres. También, al estimular la producción de colágeno, contribuye a una piel más lisa, uniforme y más joven.
  • Vitaminas: Normalmente, este cosmético cuenta con un variado cóctel de vitaminas, entre las que se encuentra la C y la E. Ambas con un gran poder antioxidante y de reparación celular. Pero la C también colabora a la producción de colágeno. También es responsable del efecto “buena cara” al instante.
  • Ácido hialurónico: se encuentra en muchas marcas de cremas antiarrugas, un componente natural que, con el paso del tiempo, se pierde. Tiene el poder de retener el agua en un alto porcentaje que equivale a mil veces su peso.; así reconstruye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Sus moléculas van rellenando los surcos de la piel, colándose en dichos surcos, capturando el agua e hinchándose. También difuminan las líneas de expresión, reafirmas los tejidos de la piel y los deja más firmes.

Para sacarle la máxima potencia a este compuesto, lo ideal es asociarlo con Pro-XylaneTM. ¿Qué es? una molécula revolucionaria de tipo biomimético, el cual reproduce los mecanismos biológicos naturales para estimular sus funciones al corregir la arquitectura de los tejidos de la piel.

*Algunas marcas de cosméticos patentan sus ingredientes, como los activos o vectores que emplean para elaborar la crema.

No te olvides de lo hidratante.

Para que un producto como este ha de ser hidratante, además. ¿Por qué? La piel seca tiende a tener más arrugas. Es más, todos los factores, sean externos o internos, que se relacionen con la deshidratación de la piel, influirán en la formación de arrugas. No obstante, los análisis confirman que no todas las cremas hidratan de igual forma. Existen tres tipos de elementos que colaboran con esta acción hidratante:

  • Los lípidos: componentes encargados de rellenar los espacios entre las células de la piel. Mantienen, así, la piel compacta y retienen el agua. Gracias a sus propiedades humectantes y reafirmantes, ayudan a la hidratación de la piel.
  • Aceites minerales: encargados de crear una capa protectora externa. Esta evitará su rápida deshidratación. Ayuda a mantener elástica la piel. pero también beneficia a la circulación de la sangre y combate los signos de la edad.
  • La glicerina. Este compuesto colabora en la lucha contra la sequedad de la piel, gracias a sus propiedades humectantes. La glicerina ha de combinarse, casi por obligación, con el uso de hidroxiácidos. Una vez pasamos los 30, la producción de colágeno reduce, por lo que la capa superior de la dermis ya no se volverá a renovar como antes. Estos hidroxiácidos consiguen un efecto de peeling químico, suave, eliminando las células muertas gracias a las propiedades exfoliantes.

 

Esperamos que con toda esta información que te hayamos ayudado a conocer un poco más sobre las  cremas antiarrugas. Y que, con ello, puedas elegir la que más se adapte a ti. O la que más te guste dependiendo de tu estilo de vida.

Vismarcosmetics, somos tu tienda de cosméticos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Resolver : *
23 + 13 =